Descripción

¿Puede existir algo más divertido que poder jugar con piezas de diseño para crear diferentes ambientes? Fue este pensamiento el que llevó al diseñador sueco Erik Olovsson a crear los divertidos candelabros Cube en colaboración con la marca MENU.

Erik Olovsson estudió fotografía, diseño gráfico y bellas artes en Suecia. Esto ha influenciado en que su estudio desarrolle piezas con un enfoque intuitivo y experimental. Sus piezas son analizadas al detalle para adaptarse perfectamente a las necesidades de la sociedad y de cada usuario.

Inspirado por los diversos sectores donde trabajo y estudió,en sus creaciones existe siempre un sentido de desafío de lo tradicional, intentando ofrecer irreverencia e innovación en cada pieza.

En asociación con la marca danesa MENU, el diseñador sueco, Erik Olovsson desarrolló un candelabro interesante, divertido y funcional.

Esta colaboración es perfecta, ya que ambos tienen como objetivo principal al consumidor final. Al igual que Erik se enfoca en cómo las piezas se adaptan a la vida cotidiana y las necesidades de cada usuario, la marca Menu se enfoca en ofrecer piezas con la más alta calidad de producción  y sus materiales.

El portavelas Cube ofrece una funcionalidad divertida junto con un diseño moderno y con líneas sencillas. Su inspiración nació de la utilización de candelabros y del estilo de diseño sueco. Debido a los largos y fríos inviernos, los suecos utilizan bastante las velas para que los ambientes sean más reconfortantes y serenos.

Las diferentes entradas a lo largo del candelabro permiten colocar la vela en cualquier posición, pudiendo además colocar varios candelabros cube para crear diferentes esculturas y estructuras. De esta forma, podrá crear diferentes ambientes, decoraciones y arte en su sala o incluso en su oficina.

Su diseño es elegante y sofisticado creando un toque exquisito a cualquier espacio. Esto se debe también a los materiales con que se ha desarrollado:  bronce o acero inoxidable. Estos dos acabados hacen la pieza única e increíblemente atractiva garantizando también su calidad y durabilidad. Para mantener su apariencia original, utilice sólo un paño seco y suave para su limpieza, evitando el uso de agua o de químicos que puedan manchar el candelabro.

Su tamaño también es delicado y permite que pueda “jugar” con las piezas; tiene 4,5 cm de altura y 4,5 cm de diámetro. Un cubo perfecto para su espacio perfecto.

El candelabro Cube es sin duda la unión entre la funcionalidad, calidad, elegancia y versatilidad. Debido a su tamaño, puede incluso convertirse en su propio arquitecto creando diferentes estructuras con varios candelabros Cube con acabados exquisitos y sofisticados.